BIO POINT - El primer mercado ONLINE para vender y comprar productos ECOLÓGICOS !

Salud y nutrición

Agroecología

La agricultura ecológica es un sistema de producción que mantiene y mejora la salud de los suelos, los ecosistemas y las personas. Se basa fundamentalmente en los procesos ecológicos, la biodiversidad y los ciclos adaptados a las condiciones locales, sin emplear insumos que tengan efectos adversos. La agricultura orgánica combina tradición, innovación y ciencia para favorecer el medio ambiente que compartimos y también para promover relaciones justas y una buena calidad de vida para todos los que participan en ella.

La composición en nutrientes de distintas variedades del mismo cultivo puede cambiar de la semilla al plato, lo que afecta la salud. Los alimentos de la agroecología, tanto vegetales como animales, no contienen elementos dañinos para la salud, como trazas de pesticidas, hormonas de crecimiento, conservantes y colorantes artificiales, antibióticos, transgénicos, y contienen una mucha menor proporción de nitratos.

 

Pesticidas

Muchos consumidores comen alimentos orgánicos porque temen los efectos de los pesticidas en su salud. En alto niveles, los pesticidas son cancerígenos, y una exposición repetida está relacionada con diferentes problemas de salud también entre los agricultores: problemas respiratorios, neurológicos y de la memoria, depresión, Parkinson, malformación congénita, aborto espontáneo, cáncer, etc. Mínimo, los alimentos orgánicos ofrecen 30% menos de pesticidas que los de la agricultura convencional. Los residuos químicos vienen de una contaminación de los suelos, del aire, del agua, etc. El consumo de productos orgánicos es una buena manera de alimentarse con menos pesticidas.

 

Fortalecer el sector agrícola y la agroecología es tan esencial para la producción de alimentos,

la biodiversidad, la seguridad alimentaria de las familias y la soberanía alimentaria del país.

 

Alimentación saludable

Una alimentación saludable se basa en alimentos frescos (o mínimamente procesados) y preparados a mano, derivados de sistemas alimentarios sostenibles. Atiende también las necesidades nutricionales que permiten a las personas mantenerse sanas y activas. Se considera saludable si incluye diariamente una dieta equilibrada, con alimentos variados preparados según las normas básicas de higiene, de agradable sabor y presentación de acuerdo con los principios de la gastronomía de cada región, y consumida en un ambiente de disfrute familiar o amical. Una alimentación saludable previene enfermedades como la desnutrición, la obesidad, la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, la anemia, la osteoporosis y algunos tipos de cáncer.


Tener una dieta saludable equilibrada significa:

  • Comer varios alimentos de los diferentes grupos.
  • Comer alimentos sanos, sin contaminantes.
  • Tener 3 tiempos de comidas principales y 2 refrigerios.
  • Comer abundantes frutas y verduras, al menos 5 raciones variadas cada día con distintos colores.
  • Basar las comidas en alimentos con fibra, como arroz, patatas o pan integral.
  • Tomar solamente una moderada cantidad de carne, pescado y otras buenas fuentes de proteínas.
  • Consumir menestras en lugar de carne al menos dos veces por semana.
  • Tomar 6 a 8 vasos de agua al día para mantener una buena hidratación. El agua debe ser la única bebida que acompañe a las comidas.
  • Elegir siempre la  fruta como postre.
  • Evitar «picar» entre las comidas.
  • Tener cuidado con los snacks altos en grasas, azúcares, y con las bebidas. No consumirlos con mucha frecuencia.
  • Comer lentamente y en bocados pequeños, sin hacer otra actividad a la vez, para sentir que se ha comido más.

 

Hábitos alimentarios

Estos pueden definirse como las elecciones que hacen las personas en respuesta a la presión social y cultural para seleccionar, preparar y consumir los recursos alimentarios. Las elecciones de los consumidores sobre su alimentación determinan su estado nutricional y por lo tanto su salud. Una buena nutrición es la base de la salud y del bienestar, del desarrollo físico y cognitivo, y de la productividad económica de los individuos, en otras palabras: permite reducir la frecuencia de las enfermedades e incrementar la productividad y los ingresos de los trabajadores.

Beneficios generales para la salud

Para comer una variedad sana, es preciso pensar en los colores. Con frutas y verduras de diferentes colores nuestro organismo recibe una variedad de nutrientes valiosos como fibra, folato, potasio y vitaminas A y C. Para consumir aún más variedad, conviene probar nuevas frutas y verduras con regularidad. Una dieta con un elevado contenido de frutas y verduras está inversamente relacionada con enfermedades crónicas. Promover el consumo de alimentos ricos en fibra como el pan integral, los fideos integrales, las frutas con cáscara o secas, favorece el tránsito intestinal y previene enfermedades digestivas y el cáncer. Para planificar las compras y tener una alimentación variada, sugerimos adoptar la LISTA DE COMPRAS EN EL MERCADO cada semana.

Es aconsejablebuscar el equilibrio de la ingesta alimenticia y de cada tipo de alimento. Si el tamaño de las porciones el razonable, no hay necesidad de eliminar aquellos alimentos favoritos. No existen buenos o malos alimentos, solo existe buena o mala alimentación. Cualquier alimento puede contribuir al desarrollo de una vida sana. No es recomendable la obsesión excesiva por comer exclusivamente alimentos orgánicos, o crudos o frescos o cocinados. Es mejor combinar bien los alimentos naturales, así como los procesados adecuadamente conservados.

Orgánico o no, otorguen a las frutas y hortalizas en su alimentación.

¡Son  la mejor garantía de una buena salud!

 

Ahora que sabes más acerca de la nutrición te invitamos a hacer el TEST EN NUTRICIÓN ahora mismo. Es también una oportunidad de conocer más a los beneficios de los productos ofrecidos en Bio Point.